Ruta del Río Duero

La Ruta del Río Duero enlaza las poblaciones ligadas al cauce del río Duero integrando los valores ambientales de la ribera con su patrimonio histórico, cultural y artístico. Enclaves que nos recuerdan la importancia del río a lo largo de la historia: Numancia, la acrópolis de Iberia, en palabras del arqueólogo Schulten; Calatañazor, donde, según la tradición, Almanzor perdió su atambor; San Esteban de Gormaz, del que dice el Cantar de Mio Cid que es una buena ciudad cuyos habitantes siempre mesurados son; Aranda de Duero, la patria del pan candeal, del cordero asado y del vino; Simancas, cuyo castillo alberga el archivo general del reino; Tordesillas, llamada por el marqués de Lozoya el asilo de princesas desventuradas; Toro, la capital de la Tierra del Vino y Zamora, la bien cercada del romancero.

La Ruta del Río Duero también visita otras poblaciones como Vinuesa, Soria, Almazán, la villa del Burgo y la ciudad de Osma, Roa, Peñafiel o Tudela, donde los acontecimientos y el carácter de la gente construyeron la historia.

Además, la Ruta del Río Duero recorre los Arribes del Duero, el paisaje más bello, más agreste y más impresionante de España según Miguel de Unamuno. A lo largo de 122 Km., se aprieta furioso el río entre murallas tremendas. Pero, no conviene reducir la curiosidad al propio y solitario río. En el Parque Natural de los Arribes del Duero, en sus pobres y pedregosas tierras, tropieza el camino con pueblos que en ocasiones fueron castros prehistóricos, pueblos con ermitas e iglesias antiguas, pueblos con verracos y mulas de piedra a sus puertas, pueblos con estelas romanas adosadas a los muros de las casas; despojos de una historia que también pasó por aquí.

Información sobre las 7 etapas de la Ruta del Río Duero


La Ruta del Río Duero en Google Maps


Visita la Guía de Servicios Ruta del Río Duero geolocalizados en Google Maps
Ciudad de Zamora. Puerta de Doña Urraca Ruta del Río Duero. Toro, río Duero Ruta del Río Duero. Castillo de Peñafiel

UA-45597019-1