Palacio de los Momos

Palacio de los Momos, la sede de la Audiencia Provincial


Siglo XVI

El Palacio de los Momos fue construido a inicios del siglo XVI por Pedro Rodríguez de Ledesma, casado con María de Herrera, comendador de Peñausende, caballero de orden de Santiago y regidor de la ciudad, en un solar que su mayorazgo adquirió a Constanza de Almarza. También conocido como casa de los Sanabria, el Palacio de los Momos sufrió un hundimiento en la época de Carlos II, cuando fue abandonado por su propietario Pedro Rodríguez de Ledesma y Alarcón, marqués de Palacios.

Más tarde, el Palacio de los Momos se convertiría en mesón y casa de arrieros hasta llegar a ser, actualmente, sede de la Audiencia Provincial. Inicialmente tuvo patio columnado y vergel con noria, pero sufrió el desmoche de su alero y sólo conserva su esplendorosa fachada con profusa seña heráldica central (de los Ledesma o Sanabria, Velasco, Herrera y Enríquez), sostenida por una pareja de salvajes dispuestos sobre pequeños leoncillos, más una pareja de dragones y niños combatiendo con mazas y rodelas en su parte superior. Los cuatro ventanales siguen un modelo similar, recuadrados por arcos lobulados y florituras de conopias, trenzados y gabletes característicos de la época de los Reyes Católicos.

Palacio de los Momos

Palacio de los Momos. Escudo de armas


Abajo son cinco las ventanas, con guarnición de bolitas y venera en medio, corriendo por debajo, a todo lo largo, una cadena entallada, que guarnece también un postigo y se la finge arrancando de cabezas de león […] Su estilo es el gótico florido, usual bajo los Reyes Católicos, con afinidades toledanas, pero desmerece muchísimo, así en invención como en factura, de las obras de Guas. (Manuel Gómez-Moreno, Catálogo Monumental de España, Provincia de Zamora (1903-1905), 1927).


“Don Pedro y Doña Marina abandonan el tipo de palacio anterior derivado de la casa fuerte sin apenas huecos, y hacen suyo un nuevo concepto de mansión abierta al exterior y profusamente decorada. Tomando como modelo la tipología de palacios que se estaba imponiendo en España de la mano de los Mendoza, idean una fachada de carácter horizontal, y no vertical como hasta entonces se venían utilizando” (Luis Vasallo Toranzo, “Zamora”, en Casas y palacios de Castilla y León, dir, de Jesús Urrea, 2002)

UA-45597019-1