Los Arribes del Duero


[…] Es un saliente sobre el río, cortado, no ya verticalmente, sino casi en línea entrante, un gran promontorio en que se hacinan los berruecos. Se va a un lado y a otro el Duero como larga anguila que se acurruca entre peñas moteadas de verdura, y parece un río humilde y manso.
Miguel de Unamuno. Notas de un Viaje por la Raya de Portugal


La Raya, las Arribas, los Arribes y los Arribanzos


Los Arribes del Duero se sitúan a lo largo de las provincias de Zamora y Salamanca conformando la comarca que tradicionalmente se conoce como La Raya, por su situación limítrofe con Portugal.

Mirador de las Escaleras Cantuesos en los Arribes Pozo de los Humos

 

Este vasto espacio destaca por el encajonamiento del Río Duero y sus afluentes: el Esla, el Tormes, el Uces, el Huebra, el Camaces y el Águeda, en profundos y hermosos cañones graníticos que modelan, en palabras de Miguel de Unamuno, el paisaje más bello, agreste e impresionante de España entera. Los habitantes del Parque Natural de los Arribes del Duero llaman a este territorio las arribas o las arribes, vocablos femeninos cuyo significado es las orillas. Este mismo término, las arribas, también lo utilizan los habitantes portugueses del Parque Natural del Duero Internacional; y en las comarcas zamoranas de Sayago y Aliste llaman los arribanzos a las gigantescas rocas graníticas que forman el encajonamiento del río.

Tras su paso por la meseta cerealista, el Río Duero se introduce en la penillanura occidental, labrada sobre los duros materiales paleozoicos, donde los cursos de agua se han encajado formando impresionantes cañones y derrumbaderos de hasta quinientos metros de desnivel. A lo largo de casi ciento cincuenta kilómetros los lugareños han abancalado estos sobrecogedores cantiles para cultivar especies poco frecuentes a esta latitud: olivos, almendros y otros frutales de carácter mediterráneo. En la penillanura, los mosaicos de cultivos entre cortinas de piedra, pastizales, bosques de encinas y robles, conforman uno de los parajes más peculiares y valiosos de toda Europa.

Para recorrer los Arribes del Duero el viajero debe tener en cuenta que no existe un itinerario que de manera continua recorra todo el Parque Natural. Más bien tendrá que avanzar hasta determinados enclaves para después retroceder e ir, por otro lugar, en busca de nuevos puntos de interés y de nuevas panorámicas.

Arribes del Duero

Guía de los Arribes Zamoranos


Las tierras zamoranas situadas aguas abajo de la Ciudad de Zamora pertenecen al espacio meseteño en el que afloran materiales y formas característicos de la llanura paleozoica; y conforman la sorprendente Comarca de Sayago caracterizada por su singular espacio agropecuario, único en el mundo.

“Asiéntase Sayago, ¡oh ironía!, entre dos ríos que lo ciñen apretadamente. Al norte y al poniente, el Duero, y el Tormes por el sur, pero corriendo ambos por angostas hoces berroqueñas, hondísimas, que le impiden calmar la sed de los caminos que se aúpan a varios centenares de metros por encima de sus aguas […] Agazapados entre los berrocales van quedando los pueblos de casas pedernosas, con tejados de un rojo cansino, amortiguado por musgos y líquenes que a ellos se agarran. La iglesia, humilde, trepa sobre el caserío, vigilante.” L. Cortés

UA-45597019-1