Etapa 10: Aranda de Duero – Roa

Viñedos de la Ribera Burgalesa

Viñedos de la Ribera Burgalesa

La Ribera burgalesa

La localidad de Aranda de Duero, conocida internacionalmente por representar la máxima expresión gastronómica del lechazo asado, es el punto de inicio de esta etapa que, recorriendo la zona vinícola más representativa de la Ribera del Duero burgalesa, llega hasta el pueblo de Roa.

Roa. Colegiata

Colegiata de Roa

Berlangas de Roa. Viñedos

Viñedos

Roa. Puente Mayor

Puente Mayor

De Aranda de Duero a Castrillo de la Vega

9 Km. / 1 h. 45 min.
En el centro de la extensa vega burgalesa que riega el Río Duero se encuentra la capital de la Comarca de la Ribera: Aranda de Duero. Repoblada en el siglo IX, el nombre de esta ciudad castellana aparece por primera vez en el Concilio de Husillos celebrado en el año 1088. Sin embargo la localidad ya estaba habitada desde tiempos antiquísimos, tomando de sus primitivos pobladores el nombre de Aranda de Duero que, precisamente, significa vega amplia.

Aranda de Duero obtuvo de Sancho IV de Castilla y de Pedro I la condición de realengo y fue Corte durante el reinado de Enrique IV de Castilla. En el año 1473 el arzobispo Alfonso Carrillo de Acuña celebró, en la Iglesia de San Juan, el Concilio de Aranda con la intención de atajar la ignorancia y la vida disipada de algunos clérigos.

Durante la Guerra de Sucesión Castellana la villa siempre fue leal a la causa de Isabel la Católica. Fue en esta época, a fines del siglo XV y comienzos del siglo XVI, cuando se realizó la portada de la Iglesia de Santa María en la que lucen los escudos reales. También de esa época data el Plano de Aranda. Realizado en 1503, el Plano de Aranda es el mapa urbano más antiguo del Archivo General de Simancas y sirvió de guía para el desarrollo de las ciudades del Nuevo Mundo recién descubierto por la Corona de Castilla.

Además, por Aranda de Duero cruza la Cañada Real Segoviana en dirección hacia la Sierra de la Demanda, cuyos prados de montaña han permitido el mantenimiento de la cabaña trashumante a lo largo de los años.

Aranda de Duero. Parque fluvial

GR 14 Aranda de Duero – Roa: Parque fluvial.

El parque fluvial de Aranda de Duero es el punto de inicio de la etapa. Pero, antes de comenzar el recorrido es aconsejable visitar la ciudad para descubrir los edificios religiosos que atesora: la Iglesia de Santa María con una excelente portada gótica isabelina, la Iglesia de San Juan y su retablo renacentista, la Iglesia de San Juan de la Vera Cruz y la Iglesia de San Nicolás de Bari; así como los monumentos que alberga: el Palacio de los Berdugo, el Puente Conchuela o el románico Puente de las Tenerías. En el subsuelo, las bodegas, construidas entre los siglos XII y XVIII, forman un laberinto subterráneo que confiere a la población un genuino tipismo.

Después de cruzar el Duero por una pasarela de servicio, el trazado continúa por la margen izquierda del río. Durante cinco kilómetros la Senda del Duero discurre, encajada en la terraza fluvial, por un camino de zahorra perfectamente acondicionado para la práctica de actividades de ocio al aire libre. Varias talanqueras protegen a los viandantes de una caída ocasional al río y numerosos bancos, dispuestos a lo largo del sendero, permiten a los transeúntes realizar un descanso mientras contemplan las tranquilas y remansadas aguas del curso fluvial.

Aranda de Duero. Sendero de ribera

GR 14 Aranda de Duero – Roa: Sendero de Ribera.

A la altura de la E.D.A.R. de Aranda de Duero el itinerario abandona la orilla del río y toma un amplio y cómodo camino agrícola poblado de colorido. Los verdes y amarillos de los campos de cereal se recortan sobre el radiante azul intenso del cielo; y los marrones de las tierras roturadas por el arado, o de las hojas de los viñedos en el otoño, añaden una nota más de color.

Al llegar a un cruce con otro camino agrícola la ruta gira a la izquierda, cruza la antigua línea férrea Valladolid-Ariza y, tras un corto trecho, la carretera BU-120 que conduce a Roa. Después, en el primer cruce de caminos, gira en dirección oeste y en el siguiente toma dirección sur para cruzar el Canal de Guma. Pasado el canal, el trazado toma el camino de la derecha y se dirige hacia Castrillo de la Vega.

Camino de Castrillo de la Vega

GR 14 Aranda de Duero – Roa: Camino de Castrillo de la Vega.

De Castrillo de la Vega a Berlangas de Roa

11,2 Km. / 2 h. 15 min.
Rodeado por innumerables campos de viñedo y cereal, Castrillo de la Vega, cuya historia se remonta a los tiempos de la Reconquista, ha sabido conservar durante cientos de años el sabor y las costumbres típicas de los pueblos castellanos. No en vano, la localidad cuenta con una extensa red de bodegas subterráneas de varios siglos de antigüedad, destinadas a la conservación y almacenamiento de las abundantes cosechas de vino que se obtenían en el pueblo.

Castrillo de la Vega. Bodegas

GR 14 Aranda de Duero – Roa: Castrillo de la Vega. Bodegas.

La Senda del Duero cruza el pueblo en sentido descendente y continúa por la vega del Arroyo de Valpedrizo cuyas aguas riegan las frondosas huertas que los castrillenses cultivan a su vera. Después de vadear el arroyo por un pequeño puente, el trazado transcurre paralelo a la margen izquierda del Canal de Guma. Un trecho más adelante el Camino Natural cruza el canal y prosigue junto a él por su margen derecha.

A la altura de una estación eléctrica transformadora el trazado toma rumbo norte y al alcanzar el Camino de Hoyales de Roa gira a la izquierda. En el cruce con el Camino de la Cañada de Valdeherrera gira a la derecha y, antes de alcanzar la carretera, toma la Cañada de Aranda de Duero, un amplio camino de uso agrícola. Es una zona de choperas (Populus sp.) para producción de madera, rodeada por manchas de pino piñonero (Pinus pinea) y encina (Quercus ilex), la vegetación autóctona de la zona.

Pino piñonero

GR 14 Aranda de Duero – Roa: Pino piñonero.

De nuevo a la altura del Canal de Guma, el camino se bifurca. La Senda del Duero toma el ramal de la derecha y transcurre por un lugar con presencia de antiguas zonas de extracción de áridos cuya recuperación ha supuesto la creación de diversas lagunas. Éstas se encuentran en diferentes estados de colmatación y constituyen una magnífica oportunidad para observar especies vegetales y animales asociadas al agua, especialmente de aves mayoritariamente migratorias que utilizan estas pequeñas charcas como lugar de reposo.

Laguna

GR 14 Aranda de Duero – Roa: Laguna creada en la zona de extracción de áridos.

En un cruce de caminos, entre las lagunas, el itinerario gira a la derecha y vadea una acequia. Al cabo de un pequeño trecho gira hacia la izquierda, con rumbo noroeste, y entre retazos de vegetación arbórea y tierras de labor, principalmente de secano, desemboca en la localidad de Berlangas de Roa.

De Berlangas de Roa a Roa

7,9 Km. / 1 h. 30 min.
Regado por los ríos Duero y Riaza, el municipio de Berlangas de Roa presenta en todas las épocas del año ese paisaje verde de vega tan hermoso. En el interior del pueblo se conserva un interesante patrimonio artístico bien cuidado en el que destaca la Iglesia de San Andrés, del siglo XVII, y algunas casas típicas construidas de adobe.

El Camino Natural toma la carretera BU-120 que conduce a Roa y pasa junto a un expositor que alberga una réplica del meteorito Berlanguillas, caído en las proximidades del pueblo a comienzos del siglo XIX.

Meteorito de Berlanguillas

GR 14 Aranda de Duero – Roa: Meteorito de Berlanguillas.

El meteorito de “Berlanguillas”

A las 8 de la tarde del 8 de julio de 1811 una gran detonación se oyó en Berlangas de Roa. En un día despejado y por espacio de un minuto se sucedieron otras tres detonaciones muy próximas y, posteriormente, una cuarta. El estruendo fue tan potente que se escuchó en Aranda de Duero, donde estaban acantonadas las tropas de Napoleón, y en otros lugares distantes más de treinta kilómetros, como el cuartel francés de Fuerte Cachavon.

Dado que España se hallaba en plena Guerra de la Independencia contra los franceses inicialmente se pensó que había explotado un polvorín, pero unos labradores de Berlangas de Roa, que estaban trabajando en el campo, contaron que, ante la sorpresa que les causó el ruido, quedaron inmóviles y asustados viendo cómo caía algo a la tierra que levantaba un torbellino de polvo. Entonces se acercaron y comprobaron que, a una profundidad de unos dos metros, había una gran piedra todavía caliente e incandescente.

El comandante de la plaza de Aranda de Duero mandó a Berlangas de Roa una dotación para que examinara cuidadosamente los hechos a través de los testimonios de los vecinos, y para que recogiese los fragmentos del cuerpo extraterrestre. Éstos fueron denominados como Berlanguillas, en referencia al lugar del impacto. El relato del suceso nos ha llegado a través de las crónicas del general francés Jean Marie Pierre François Dorsenne, que era el gobernador de Burgos y comandante en jefe del ejército del norte de España.

Dorsenne envió los fragmentos y la documentación al Museo del Jardín de Plantas de Paris para que fuesen estudiados en profundidad. Apenas ocho años antes de este hecho se había descubierto el auténtico origen de los meteoritos por lo que el Berlanguillas es una de las caídas más estudiadas. Actualmente se conservan fragmentos del meteorito en distintos museos e instituciones científicas. El mayor de ellos, de 1200 gramos, se encuentra en el Museo Nacional de Historia Natural de Paris. Otro fragmento se conserva en el Observatorio del Vaticano, en la residencia veraniega del Papa de Castel Gandolfo, donado por la viuda del Marqués de Mauroy de su colección de minerales y meteoritos. Algún fragmento de pequeño tamaño se conserva en otras instituciones científicas dentro del programa de intercambio de materiales de este tipo, de acuerdo con los datos recopilados por la Meteoritical Society. Desgraciadamente no se conserva ningún fragmento del meteorito Berlanguillas en España.

Técnicamente, el Berlanguillas es una condrita del tipo L6, bajo en hierro y de pequeño tamaño por lo que su impacto no generó grandes cráteres.

La calzada atraviesa por completo la población y, a la salida, el trazado toma la primera pista que sale a la derecha. El recorrido pasa por una bodega y sus viñedos que ofrecen un paisaje distinto en cada estación: gris y marrón en invierno, con terrenos y vides desnudos, verde en primavera y verano, y amarillo y rojizo en otoño.

Dejando atrás los viñedos, el trayecto alcanza el Río Riaza, en cuyas orillas se desarrolla una exuberante vegetación de ribera, y vadea el curso fluvial por un vetusto puente de piedra cubierto de plantas trepadoras. Entre la vegetación natural de la vega y las huertas, que aprovechan el frescor y las tierras aluviales para producir estupendas cosechas, se llega al Puente Mayor que permite cruzar sobre el Río Duero. Desde este punto se tiene una extraordinaria perspectiva del pueblo de Roa, alzándose sobre lo alto del cerro.

Una corta, pero acusada subida, conduce hasta Roa, donde existen numerosos miradores que permiten contemplar la extensa vega del Río Duero en todo su esplendor.

Roa. La vega del Río Duero

GR 14 Aranda de Duero – Roa: Mirador sobre la Vega, con el pueblo de Haza al fondo.

Otros senderos

Con el fin de poner en valor los más sobresalientes elementos naturales y etnográficos del entorno, las localidades de Berlangas de Roa y Hoyales de Roa han procedido al acondicionamiento de varios senderos de pequeño recorrido (PR).

CAMINO DEL AGUA
El sendero, que comparte parte del trazado con el Camino Natural, visita las localidades de Berlangas de Roa y Hoyales de Roa. A su paso por estas localidades, el sendero discurre entre las huertas, las tierras de labor de los vecinos y el bosque de ribera, con abundante presencia de chopos, fresnos, sauces y saúcos. El entramado de acequias del Canal de Guma permite abastecer de agua los cultivos de regadío, como la remolacha.

Datos de interés

Ayuntamiento de Aranda de Duero: 947 500 100
Guardia Civil de Aranda de Duero: 947 500 086
Ayuntamiento de Castrillo de la Vega: 947 536 012
Ayuntamiento de Berlangas de Roa: 947 533 051
Ayuntamiento de Roa: 947 541 819
Urgencias médicas: 947 511 551
Emergencias: 112

Cartografía

I.G.N. Hoja 0345 – Roa; I.G.N. Hoja 0346 – Aranda de Duero

MIDE_10_v0

UA-45597019-1