Etapa 13: Quintanilla de Onésimo – Tudela de Duero

Quintanilla de Onésimo. Río Duero

El Río Duero a su paso por Quintanilla de Onésimo.

El Canal del Duero

El Camino Natural transcurre durante la mayor parte del recorrido entre el Río Duero y el Canal del Duero que toma el agua del río en la localidad de Quintanilla de Onésimo. Construido en el siglo XIX para abastecer de agua potable a la ciudad de Valladolid, su finalidad principal ha sido, desde mediados del siglo XX, el regadío para lo cual fue necesario construir varias acequias que distribuyen sus aguas por la zonas circundantes. La abundante vegetación de ribera que se alinea junto a su curso hace especialmente agradable el paseo.

Río Duero en Quintanilla de Onésimo

Quintanilla. Río Duero

Iglesia de Quintanilla de Onésimo

Iglesia de Quintanilla

Canal del Duero

Canal del Duero

De Quintanilla de Onésimo a Sardón de Duero

7,2 Km. / 1 h. 40 min.
La etapa se inicia en la margen izquierda del Río Duero al lado del puente de Quintanilla de Onésimo. Hay indicios de presencia en esta localidad desde la edad del bronce (1.400 – 1.200 a.d.C.). El núcleo de la actual población debió construirse en el siglo XI. Tras la guerra civil este pueblo tomó el nombre de Quintanilla de Onésimo, pero sus antiguos nombres fueron Quintanilla de Yuso y Quintanilla de Abajo.

El trazado avanza por el camino de servidumbre del Canal del Duero que transcurre entre éste y el Río Duero, flanqueado por una abundante vegetación de ribera entre las que sobresalen los pinos piñoneros (Pinus pinea) ofreciendo al viajero un recorrido de gran belleza paisajística.

Sardón de Duero. Canal del Duero

GR 14 Quintanilla de Onésimo – Tudela de Duero: Canal del Duero.

La obra del Canal del Duero

El Canal del Duero se inicia en Quintanilla de Onésimo, en la Pesquera. Su construcción se inició el 19 de noviembre de 1.880, tomando sus aguas del Río Duero, para abastecer de agua potable a Valladolid. Esta ciudad siempre había tenido problemas para obtener agua apta para el consumo humano, ya que se encuentra situada en la confluencia del Río Pisuerga y su afluente, la Esgueva (o el Esgueva, único río español femenino) que llega a esta zona en varios ramales formando una zona pantanosa e insalubre. Anteriormente se tomaban las aguas del Canal de Castilla pero el crecimiento de la ciudad durante la industrialización provocó mayores necesidades de agua.

Para su construcción se aprovechó la presa formada por el río para los molinos de harina y papel, atravesando el pueblo de Quintanilla, de este a oeste, por un conducto subterráneo abovedado de 556 m. de longitud, siendo el resto de recorrido al aire libre. En 1.883 el Canal del Duero estaba abierto hasta el Km. 17 y las obras llegaban hasta el Km. 37 de los 52 Km. totales donde desemboca en el Río Pisuerga entre Santovenia de Pisuerga y Cabezón de Pisuerga. Finalmente se inauguró en 1.886. Actualmente sigue en funcionamiento, aunque ha precisado de labores de mantenimiento para reparar las fugas debidas a su antigüedad.

Desde mediados del siglo XX su finalidad principal ha sido el regadío. Para este propósito se completó la obra con varias acequias que toman sus aguas del canal y las distribuyen por las zonas circundantes de los términos de Valladolid y Laguna de Duero.

Hoy se puede disfrutar de un magnífico recorrido entre el río y el canal, que transcurren paralelos desde Quintanilla hasta más allá de Sardón de Duero, y admirar la riqueza paisajística y ecológica, que es debida a la abundante vegetación que bordea su curso, llegando a sorprender en algunos puntos sus increíbles vistas.

La senda discurre entre la margen izquierda del río y la margen derecha del canal, por un camino de buen firme. En algunos puntos el canal y el río transcurren tan próximos que se pueden ver ambos. Siguiendo el sendero se alcanza un azud que remansa las tranquilas aguas del río en una amplia curva.

Sardón de Duero. Azuda

GR 14 Quintanilla de Onésimo – Tudela de Duero: Azud para el control de agua.

Poco después se pasa junto al Monasterio de Santa María de Retuerta, primera fundación premonstratense en España.

Sardón de Duero. Monasterio de Santa María de Retuerta

GR 14 Quintanilla de Onésimo – Tudela de Duero: Monasterio de Santa María de Retuerta.

El Monasterio de Santa María de Retuerta

El Monasterio de Santa María de Retuerta, cuya edificación se inicia en el año 1.146 en estilo tardorrománico, fue la primera fundación de la Orden Premonstratense, basada en la regla de los canónigos regulares de San Agustín, en España. Actualmente es un monumento histórico-artístico declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

El monasterio se instituyó como casa madre de la Orden en Castilla. Su fundación se debe a Sancho Ansúrez, nieto del Conde Ansúrez, quien hizo un viaje a Francia junto con su amigo Domingo, hijo del Conde Candespina, para realizar sus estudios en París y allí tuvieron la oportunidad de ponerse en contacto con los monjes premonstratenses de la Abadía de Prémontré.

Los dos entraron como religiosos en dicha Orden y años más tarde fueron enviados para fundar en España los Monasterios de Santa María de la Retuerta y Santa María de La Vid en Burgos. A lo largo de la Edad Media el monasterio fue incrementando su patrimonio mediante donaciones tanto por parte de los reyes como por parte de particulares.

Un kilómetro más adelante, aproximadamente, el camino desemboca en una azuda que sirve de desagüe del Canal del Duero sobre el río. Tras vadearlo por una pasarela de madera que da servicio a la Senda del Duero, se continúa por una estrecha vereda de gran vistosidad hasta alcanzar la localidad de Sardón de Duero.

Sardón de Duero. Pasarela de servicio

GR 14 Quintanilla de Onésimo – Tudela de Duero: Pasarela para vadear el azud de desagüe del canal.

De Sardón de Duero a Tudela de Duero

17,6 Km. / 4 h. 20 min.
Este pueblo, históricamente, debió su desarrollo a la vecina Abadía de Santa María de Retuerta, de la cual dependía. Aunque la villa de Sardón de Duero debió existir en la antigüedad, no se encuentran noticias exactas de ella hasta el siglo XIV, aunque se sabe que pertenecía a la merindad del infantazgo de Valladolid.

Iglesia de Sardón de Duero

GR 14 Quintanilla de Onésimo – Tudela de Duero: Iglesia de Sardón de Duero.

A la altura de Sardón de Duero el camino se presenta desprovisto de vegetación arbórea, permitiendo contemplar la otra orilla de esta población ribereña. Un poco más adelante el camino vadea de nuevo un azud de desagüe del Canal del Duero sobre el río por una pasarela de madera, y avanza por el Jardín del Carretero, un parque donde se pueden contemplar especies cultivadas como sequoias enanas(Sequiaedendron glyptostroboides), castaños (Castanea sativa) o arces (Acer platanoides).

En este punto el camino se vuelve cómodo y ancho, dando vista al canal y a las huertas que se suceden a su paso. Progresivamente el pino piñonero se va apoderando de ambas orillas y dominando el paisaje. Más adelante, sin embargo, el camino se estrecha nuevamente y discurre muy cerca de la superficie del agua del Canal del Duero.

Después de cruzar dos azudas de desagüe del canal sobre el río por sendas pasarelas de madera se llega a un puente de madera que conduce al área recreativa Puente Hinojo. El Camino Natural continúa de frente, sin desviarse, y pronto se alcanza Peñalba de Duero, urbanización que queda dividida por el Canal del Duero. El camino se vuelve ancho y cómodo, y transcurre, próximo al canal, junto a pequeñas construcciones con jardines.

Tudela de Duero. Bosque de ribera

GR 14 Quintanilla de Onésimo – Tudela de Duero: Bosque de ribera.

La Ribera del Duero, área de interés comunitario

El Río Duero está rodeado por una frondosa vegetación que se extiende a lo largo de sus riberas, formando bosques longitudinales que rompen la monotonía de la llanura castellana y sirven de corredores naturales de gran valor ecológico. Estos bosques de ribera aunque no sean continuos por la fuerte presión que han sufrido por parte del hombre, constituyen un refugio muy importante para la variada fauna, además de aportar otros tantos beneficios hidrológicos, destacando la disminución de la erosión. Por todo esto, la ribera del Duero y de parte de algunos de sus afluentes está protegida mediante la consideración legal de Lugar de Interés Comunitario (LIC)

En este tramo del río, la riqueza ecológica todavía es mayor debido a que transcurre lindando al Canal del Duero, por lo que el bosque ocupa mayor extensión. Podemos ver álamos (Populus alba), chopos del país (Populus nigra), sauces blancos (Salix alba), mimbreras (Salix fragilis), fresnos (Fraxinus angustifolia), algún aliso (Alnus glutinosa), mezclados junto a pinos piñoneros (Pinus pinea), encinas (Quercus ilex), quejigos (Quercus faginea) y alguna que otra sabina (Juniperus thurifera). Además hay que destacar que, debido a plantaciones hechas en el canal, se pueden ver otras especies que de manera natural no se darían como los arces (Acer platanoides), castaños (Castanea sativa), las magníficas secuoyas centenarias (Sequoiadendron giganteum) y los pinsapos (Abies pinsapo)

Colindante a estos cursos de agua, el terreno aparece vestido de campos de cultivos (de secano y de regadío), asentamientos urbanos, pinares y zonas de extracción de áridos.

La fauna es diversa y rica. Pueden observarse desde pequeños roedores como los ratones de campo (Apodemus sylvaticus), las musarañas comunes (Crocidura russula), los topillos campesinos (Microtus arvalis), los abundantes conejos (Oryctolagus cuniculus), las liebres ibéricas (Lepus granatensis) y las divertidas ardillas (Sciurus vulgaris) hasta los temidos zorros (Vulpes vulpes), jabalíes (Sus scrofa) y tejones (Meles meles). La avifauna es muy abundante y variada. Pueden observarse desde los mirlos acuáticos (Cinclus cinclus), las garzas reales (Ardea cinérea), los martínes pescadores (Alcedo atthis), los cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo), los ánades reales (Anas platyrhynchos) y las fochas comunes (Fulica atra) hasta los que amplían su territorio como el pico picapinos (Dendrocopos major), los pitos reales (Picus viridis), las abubillas (Upupa epops), diferentes córvidos y las inteligentes rapaces diurnas y nocturnas: ratoneros (Buteo buteo), cernícalos (Falco tinnunculus), aguiluchos cenizos (Circus pygargus), mochuelos (Athene noctua), lechuzas comunes (Tyto alba), etc. Mencionar la existencia del cangrejo señal (Pacifastacus leniusculus) que sustituye al desaparecido cangrejo autóctono español (Austropotamobius palliper) destruido por las poblaciones introducidas de cangrejo rojo americano (Procambarus clarkii); así como la de anfibios –cada vez más raros de ver- como los sapos comunes (Bufo bufo) y ranas comunes (Pelophylax perezi)

El paisaje cambia sustancialmente y comienzan a verse los viñedos de algunas de las bodegas más afamadas de la Denominación de Origen de la Ribera del Duero.

Tudela de Duero. La Mambla

GR 14 Quintanilla de Onésimo – Tudela de Duero: Viñedos de la DO Ribera del Duero.

Más adelante el Canal del Duero cruza el Río Duero por un viaducto y la Senda del Duero continúa por un camino que discurre próximo a la margen izquierda del río, entre un frondoso bosque de ribera. A medida que nos aproximamos a Tudela de Duero el paisaje se humaniza y el bosque se reduce a alineaciones de chopos, que en el otoño se tiñen de colores verdes, amarillos, ocres y marrones de gran armonía cromática.

Tudela de Duero. Canal del Duero

GR 14 Quintanilla de Onésimo – Tudela de Duero: El Canal del Duero cruza sobre el Río Duero por este viaducto.

El Camino Natural pasa por debajo de la autovía A-11 y alcanza un espectacular meandro del río, en las inmediaciones de Tudela de Duero, de singular belleza. La entrada en esta localidad se hace por un puente peatonal que cruza el Río Duero, hasta llegar al centro urbano, desde donde se desciende hasta el parque fluvial, donde concluye la etapa.

Tudela de Duero. Meandro del Duero

GR 14 Quintanilla de Onésimo – Tudela de Duero: Meandro del Río Duero.

Datos de interés

Ayuntamiento de Quintanilla de Onésimo: 983 680 001
Ayuntamiento de Sardón de Duero: 983 680 321
Ayuntamiento de Tudela de Duero: 983 520 001
Centro de Salud de Tudela de Duero: 983 522 478
Emergencias: 112

Cartografía

I.G.N. Hoja 0372 – Valladolid; I.G.N. Hoja 0373 – Quintanilla de Onésimo

13_MIDE_13_v0

UA-45597019-1