Etapa 16: Tordesillas – Castronuño

Reserva Natural Riberas de Castronuño - Vega del Duero

Reserva Natural “Riberas de Castronuño – Vega del Duero”.

Los encinares

La encina y el bosque mediterráneo son los grandes protagonistas de esta etapa que une las localidades de Tordesillas y Castronuño. La Senda del Duero atraviesa importantes extensiones de encinares, aclarados por la acción humana, que forman extensas dehesas donde la explotación agraria y silvopastoril origina un paisaje muy característico, similar al de las dehesas salmantinas y extremeñas.

Tordesillas. Casas del Tratado

Casas del Tratado

Torrecilla de la Abadesa. Iglesia de San Esteban

Iglesia de San Esteban

Puente Medieval de Tordesillas

Puente Medieval

De Tordesillas a Torrecilla de la Abadesa

7,8 Km. / 1 h. 40 min.
El entorno del monumento al Toro de la Vega, en las proximidades del Puente Medieval de Tordesillas, es el punto de partida de la etapa. La controvertida tradición del Toro de la Vega, consistente en acosar y derribar a un toro a cargo de lanceros a pie y a caballo, se remonta a la Edad Media, cuando era costumbre celebrar con festejos taurinos los casamientos de las familias nobles, las visitas de los reyes y otros acontecimientos importantes que se desarrollaban en la localidad.

Plaza Mayor de Tordesillas

GR 14 Tordesillas – Castronuño: Plaza Mayor de Tordesillas.

El Tratado de Tordesillas

Situada sobre un alto escarpe fortificado, que servía de vigilancia a los campos yermos de alrededor, la localidad de Tordesillas fue un punto importante en la frontera entre los mundos musulmán y cristiano. Los acontecimientos acaecidos a lo largo del tiempo forjaron la personalidad de esta ciudad, cuyo carácter histórico aún perdura.

Tordesillas gozó del favor y privilegio de diversos monarcas. Otros insignes personajes escogieron este emplazamiento como lugar de reposo o residencia, afianzando su renombre. Además, algunos hechos históricos, como la celebración de las Cortes de Tordesillas en 1401 siendo rey Enrique III, ratificaron su importancia. La firma del Tratado de Tordesillas, el 7 de junio de 1494, entre los Reyes Católicos y Juan II de Portugal, definió la primera frontera marítima de la historia fijando el reparto del Nuevo Mundo entre ambas coronas. Para ello se estableció como referencia un meridiano distante 370 leguas al oeste de Cabo Verde: su occidente habría de ser para Castilla y su oriente para Portugal. Otro hecho histórico relevante fue la afligida y azarosa presencia de la Reina Juana I de Castilla, llamada la loca, recluida a la fuerza por su padre en una casa palacio de Tordesillas desde enero de 1509 hasta su muerte en 1555.

La Senda del Duero llega a Tordesillas por el puente medieval que, con sus diez ojos y sus tajamares de planta triangular, se erige como uno de los símbolos más característicos de la ciudad. En la villa, declarada Conjunto Histórico Artístico en 1977, destaca su Plaza Mayor completamente porticada con el fin de resguardar de las inclemencias del clima los mercados, que se celebran en la localidad desde 1466. Numerosas iglesias y conventos delatan la estrecha relación habida entre los poderes político y religioso. Así, en 1340, Alfonso XI, fascinado por la arquitectura musulmana, conmemoró su victoria en la Batalla del Salado levantando un Palacio Real de estilo mudéjar. Su hijo, Pedro I, para unos el Cruel y para otros el Justiciero, continuó la construcción del edificio, en el que alojó a su favorita María de Padilla. En el testamento otorgado en 1362, Pedro I, donó la villa a su hija la Infanta Beatriz, quien convirtió el palacio en un monasterio para monjas de la orden de Santa Clara. El Real Monasterio de Santa Clara aún conserva la estructura palaciega original, construida por un grupo de artistas traídos desde Toledo. Otras iglesias tienen menor transcendencia histórica pero no por ello carecen de interés. Son la Iglesia de San Pedro, con una destacada cúpula sobre la Capilla de los Gaitán, la Iglesia de Santa María, la más grande de Tordesillas, la Iglesia de San Juan y la Iglesia de Santiago. La Iglesia de San Antolín, de finales del siglo XV y estilo gótico flamígero, alberga un interesante museo religioso con obras de Juan de Juni y Felipe Gil de Mena entre otros. Junto a esta iglesia se localizan diversas casonas y palacios del siglo XV y XVII, realizados con una peculiar combinación de piedra de sillería y ladrillo. Dos de ellas se conocen como las Casas del Tratado, aunque solo la más pequeña data del siglo XV y es el verdadero escenario de la firma del Tratado de Tordesillas.

El itinerario discurre por la Avenida de Portugal. Después toma la Avenida de Torrecilla de la Abadesa y abandona la localidad de Tordesillas dejando a la izquierda la Ermita de San Vicente, desde donde se extienden unas extraordinarias vistas del Río Duero y de la vega.

Después de un pequeño trecho, la Senda del Duero gira a la derecha, toma el camino que da servicio al Canal de Tordesillas, pasa por debajo de la autovía A-62 y llega hasta la carretera VP-7701. Tras cruzarla, el recorrido prosigue por el camino de servicio del canal entre cultivos de maíz, cereal y remolacha.

Tordesillas. Cultivos de regadío

GR 14 Tordesillas – Castronuño: Cultivos de reagdío.

Nuevamente, el recorrido cruza la carretera VP-7701 y discurre paralelo a ésta por un camino agrícola en dirección a la localidad de Torrecilla de la Abadesa.

De Torrecilla de la Abadesa a la Presa de San José

23,4 Km. / 5 h. 20 min.
Enclavado en el corazón de la Comarca de la Tierra del Vino, el caserío de Torrecilla de la Abadesa fue posesión, hasta el siglo XIX, del Real Monasterio de Santa Clara de Tordesillas y sobre él ejercía jurisdicción la abadesa del mismo, razón que da origen al nombre del pueblo. En sus calles destaca la Iglesia de San Esteban Protomártir, un edificio de piedra, ladrillo y tapial que data de los siglos XVI y XVII.

El Camino Natural bordea la localidad por un camino agrícola que deja a mano derecha la era, donde antiguamente se trillaba la mies. En ella destacan unos interesantes elementos arquitectónicos: las casetas de era. Realizadas con adobe, estas construcciones permitían cobijar los aperos de labranza propios de la trilla. El itinerario cruza de nuevo la carretera VP-7701, adentrándose en la Reserva Natural Riberas de Castronuño – Vega del Duero por un bosquete de pinos y prosigue paralelo al Canal de Tordesillas durante algunos kilómetros, hasta desembocar nuevamente en la carretera VP-7701, a la altura del Caserío de Vega Mayor.

Torrecilla de la Abadesa. Caseta de era

GR 14 Tordesillas – Castronuño: Caseta de era.

El trazado continúa por la carretera entre los viñedos de la finca Torre Duero, la única bodega de la margen derecha del Río Duero acogida a la Denominación de Origen Rueda, la Denominación de Origen más antigua de Castilla y León. Al llegar al caserío, agrupado en torno a la Ermita de la Virgen, una esbelta construcción de estilo románico-mudéjar que domina todo el valle, la Senda del Duero gira a la derecha, abandona el asfalto, y se introduce en un amplio camino agrícola.

Viñedo DO Rueda

GR 14 Tordesillas – Castronuño: Viñedos DO Rueda.

El Camino Natural gira a la izquierda después de sobrepasar un caserío, y discurre por una meseta entre tierras de labor cultivadas o en barbecho. Transcurrido un pequeño tramo, el itinerario se adentra en la dehesa de la Villa Esperanza. Este vasto territorio, dominado por la encina (Quercus ilex), presenta una triple explotación agro-silvo-pastoril. Cada pie de encina está separado de los demás para permitir el desarrollo de una agricultura de secano o el pasto del ganado. Además, las encinas surten al hombre de leña, que antiguamente era muy utilizada en la fabricación de carbón vegetal. Por último, los frutos de las encinas, las bellotas, sirven de alimento a diversos animales, en particular al cerdo ibérico, del que proceden el jamón serrano y muchos embutidos de gran calidad.

La primavera llena de intensos colores el sotobosque del encinar, poblado de tomillos (Thymus sp.), cantuesos (Lavandula stoechas), botoneras (Santolina rosmarinifolia) y pequeñas jaras (Cistus sp.). En este hábitat encuentran refugio grandes mamíferos como el jabalí (Sus scrofa) o el corzo (Capreolus capreolus) y otros de menor tamaño como el gato montés (Felis silvestris), la jineta (Genetta genetta) o el lirón careto (Eliomys quercinus). También aves como la abubilla (Upupa epops), la paloma torcaz (Columba palumbus) o la tórtola (Streptopelia turtur) hallan acomodo en la dehesa.

Castronuño. Encinar

GR 14 Tordesillas – Castronuño: Encinar.

La Senda del Duero se adentra en la dehesa del Caserío de Cubillas, situado sobre una zona escarpada con cortados que descienden hasta el río, y continúa por un camino pedregoso, que progresivamente se aproxima al cauce del Duero, mientras el paisaje se va abriendo y la vegetación típicamente mediterránea se mezcla con el bosque de ribera.

En este Espacio Natural de las Riberas de Castronuño – Vega del Duero es muy importante la vegetación de ribera, donde las alienaciones de chopos negros (Populus nigra) y álamos blancos (Populus alba) son las formaciones más representativas. El bosque de ribera es el lugar elegido por martinetes (Nycticorax nycticorax) y garzas reales (Ardea cinerea) para criar, mientras que las garzas imperiales (Ardea purpurea) construyen sus nidos entre los carrizos y espadañas que crecen en las orillas del río. También fresnos (Fraxinus angustifolia), sauces blancos (Salix alba) y olmos (Ulmus minor), crecen sobre los fértiles suelos arcillosos de las Riberas de Castronuño – Vega del Duero.

Reserva Natural Riberas de Castronuño - Vega del Duero

GR 14 Tordesillas – Castronuño: Reserva Natural Riberas de Castronuño – Vega del Duero.

La Reserva Natural de las Riberas de Castronuño – Vega del Duero

La Reserva Natural de las Riberas de Castronuño – Vega del Duero se sitúa en el territorio de los términos municipales de Castronuño, Pollos, Tordesillas y Torrecilla de la Abadesa, donde el Río Duero se encaja en la llanura aluvial que se formó tras la última glaciación.

Es un espacio que presenta como valor fundamental el ecosistema ligado al río, a los sotos, a las riberas y a una gran extensión de encinares y dehesas únicas en la provincia. Acompañando a estas formaciones, se encuentran los pinares de pino piñonero, entremezclados con los cultivos de vega.

En el espacio protegido se encuentran las comunidades de ardeidas, aves de gran tamaño asociadas a zonas húmedas en las que pescan. Así, la Reserva Natural de las Riberas de Castronuño – Vega del Duero acoge una de las escasas colonias de cría de garza imperial y martinete de la región. Su elevada biodiversidad ha motivado la designación de este espacio como Zona de Especial Protección para las Aves ZEPA, Lugar de Interés Comunitario LIC y Reserva Natural.

El trazado cruza las vías de ferrocarril Medina del Campo – Zamora, continúa por la dehesa de La Rinconada y cruza el Río Duero por la presa de San José, desde donde se contemplan unas magníficas vistas del embalse y del pueblo de Castronuño. Al llegar a la carretera CL-602, el Camino Natural gira a la izquierda y llega al Mirador de la Muela, en Costronuño, por una estrecha vereda que discurre entre el río y la carretera, compartiendo este tramo con el inicio de la etapa siguiente.

Castronuño. Mirador de la Muela

GR 14 Tordesillas – Castronuño: Mirador de la Muela.

Datos de interés

Centro Municipal de Puente Duero: 983 405 320
Ayuntamiento de Tordesillas: 983 770 654
Ayuntamiento de Torrecilla de la Abadesa: 983 770 500
Ayuntamiento de Castronuño: 983 866 001
Emergencias: 112

Cartografía

I.G.N. Hoja 0371 – Tordesillas; I.G.N. Hoja 0398 – Castronuño

MIDE_16_v0

UA-45597019-1