Etapa 17: Castronuño – Toro

Castronuño. Riberas de Castronuño

La Reserva Natural de las Riberas de Castronuño – Vega del Duero.

La Reserva Natural de las Riberas de Castronuño – Vega del Duero

En el año 1.946 los terrenos más fértiles de la vega de Castronuño fueron anegados por la construcción y puesta en funcionamiento del canal de Toro, y el canal y la central hidroeléctrica de San José. El Camino Natural abandona la provincia de Valladolid y se adentra en la de Zamora a lo largo de un espacio en el que el represado de las aguas del Duero originó la formación de un humedal donde numerosas especies de aves encuentran un refugio para descansar durante las migraciones, pasar los meses invernales o llevar a cabo la reproducción.

Castronuño. Riberas de Castronuño

Reserva Natural

Castronuño. Iglesia

Iglesia de Castronuño

Villafranca de Duero. Tierras de labor

Tierras de labor

De Castronuño a Villafranca de Duero

6,2 Km. / 1 h. 30 min.
El mirador de La Muela en Castronuño, cerca de la iglesia románica de Santa María del Castillo, del siglo XIII, y del centro de interpretación de la Reserva, es el inicio de esta etapa que abandona las tierras vallisoletanas para adentrarse en la provincia de Zamora.

Castronuño. Riberas de Castronuño #4

GR 14 Castronuño – Toro: Castronuño, Mirador de la Muela.

Situada en pleno valle del Duero, los orígenes de esta villa son algo imprecisos. Probablemente comenzó siendo un castillo, del que se tienen referencias del siglo XI, ubicado sobre el río Duero y la desembocadura del río Trabanco y conocido como La Gran Florida por sus amenos y pintorescos valles. El primitivo emplazamiento en la época romana, radicaba no en la vega, sino en lo alto del cerro, bien comunicado y fácil de defender. En el medioevo fue plaza fuerte, apiñando su caserío sobre el alto de la Muela, en torno del castillo, lo que atestigua el valor estratégico de su emplazamiento. A mediados del siglo XII la villa fue reedificada por don Nuño Pérez, alférez mayor de Alfonso VII, de quien toma el actual nombre. En la guerra de sucesión por el trono de Castilla, en la que el municipio tomó parte por Juana la Beltraneja, fue junto a Zamora y Toro la última plaza en rendirse a los Reyes Católicos en 1.477

El Duero y el vino

El recorrido vallisoletano del Camino Natural es también una ruta por sus vinos, con tres denominaciones de origen reconocidas que abarcan diferentes espacios a los largo de la Senda del Duero. La denominación más famosa posiblemente sea, desde 1.982, la de Ribera del Duero, que transita desde Peñafiel hasta Quintanilla de Onésimo. Aguas abajo se extiende la zona vitivinícola de Rueda. Se trata de la denominación más antigua de Castilla y León y su origen se remonta a 1.980. La parte final del Camino Natural vallisoletano, en el extremo occidental de la provincia, pertenece a la denominación de origen Toro. Con centro en esa localidad zamorana produce, desde 1.987, vinos tintos, rosados y blancos.

Descendiendo del altozano por La Senda de los Almendros, un sendero de pequeño recorrido que discurre por los alrededores de Castronuño entre almendros centenarios, se alcanza un otero sobre el que se halla el Mirador del Teso. Desde este privilegiado lugar se puede contemplar el humedal seminatural, que se formó al construir el embalse de San José, de vital importancia para muchas aves acuáticas.

Castronuño. Riberas de Castronuño #3

GR 14 Castronuño – Toro: Carrizos en el humedal.

La ruta desciende por la antigua Senda de los Pescadores, antiguo camino tradicional por donde los pescadores subían al pueblo desde el pequeño puerto donde atracaban las barcas. En este antiguo puerto, donde el arroyo del Puente desemboca en el río Duero, se sitúa un observatorio para poder contemplar la avifauna con discreción.

Durante la primavera y el verano, en el humedal destaca la presencia de la garza imperial (Ardea purpurea) y del aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) que buscan en los carrizos un refugio donde hacer sus nidos. En el otoño y el invierno, el cormorán (Phalacrocorax carbo), la cerceta carretona (Anas querquedula) y el ánade friso (Anas strepera) llegan a la Reserva Natural para pasar la estación fría en las tranquilas aguas del embalse de San José.

La ruta continúa por un estrecho sendero, sombreado por álamos (Populus alba), que transcurre paralelo a la carretera hasta la presa de San José.

Castronuño. Embalse de San José

GR 14 Castronuño – Toro: Presa de San José.

Después, el trazado discurre por la carretera C-112, unos 800 metros, hasta el primer cruce que se encuentra y gira a la derecha por un camino que sigue el trazado del Canal de San José. Entre tierras de labor dedicadas a los cultivos de regadío, principalmente alfalfa y maíz, el Camino Natural alcanza la población de Villafranca de Duero.

De Villafranca de Duero a Toro

13,7 Km. / 3 h.
Situado en la Tierra del Vino, Villafranca de Duero es el último pueblo vallisoletano en la Senda del Duero. El itinerario atraviesa la localidad en dirección norte. Al llegar al Área Recreativa de Las Peñas, continúa por un camino agrícola asfaltado que avanza por la vega del río Duero. El paisaje está dominado por las tierras de cultivo que pintan un colorido paisaje de ocres, verdes y amarillos de fuerte contraste con el intenso azul de los limpios cielos de Castilla.

Villafranca de Duero. Tierras de labor

GR 14 Castronuño – Toro: Tierras de cultivo.

Más adelante el Camino Natural se adentra en la provincia de Zamora a través de un camino agrícola en donde el asfalto se cambia por zahorra. A lo largo de este tramo el Duero dibuja una amplia curva y se acerca a la ruta. Después, la senda gira a la derecha en un cruce, bordea un pequeño bosquete de pinos y avanza paralela al río hasta alcanzar el Caserío de Tímulos donde se puede observar un curioso palomar de planta circular, levantado sobre un farallón rocoso.

Villafranca de Duero. Palomar

GR 14 Castronuño – Toro: Palomar levantado sobre un farallón rocoso.

La Senda del Duero pasa por el caserío y se interna en un pinar de pino piñonero (Pinus pinea) hasta alcanzar la central hidroeléctrica de Toro. El recorrido avanza por una zona de mosaico, anteriormente dedicada a la extracción de áridos, donde se alternan los pinares con los cultivos propios del regadío.

En la confluencia con otro camino agrícola, la senda gira a la derecha y continúa paralela a la carretera C-112, dejando a la derecha la urbanización El Gejo. Desde aquí ya se observa la ciudad de Toro, asomada en un altozano sobre el río. El camino discurre entre la carretera y las aguas del Duero. Después de cruzar el río Guareña, en las proximidades de su confluencia con el Duero, el recorrido avanza entre los álamos que constituyen la banda de vegetación de ribera en busca del Puente Mayor de Toro, de origen románico medieval, donde concluye la etapa.

Villafranca de Duero. Ribera del Duero

GR 14 Castronuño – Toro: Vegetación de ribera.

Cruzando el puente se alcanza la población de Toro cuyo rico patrimonio cultural merece ser visitado.

Datos de interés

Ayuntamiento Castronuño: 983 866 001
Ayuntamiento de Tordesillas: 983 770 654
Ayuntamiento de Torrecilla: 983 770 500
Ayuntamiento de Villafranca: 983 836 703
Ayuntamiento de Toro: 980 108 101
Emergencias: 112

Cartografía

I.G.N. Hoja 0370 – Toro; I.G.N. Hoja 0398 – Castronuño

MIDE_17_v0

UA-45597019-1