Etapa 24: Torregamones – Gamones

Torregamones. Palomar

Torregamones. Palomar.

Entre encinas y gamones

En esta etapa la Senda del Duero recorre el trazado que separa las localidades de Torregamones y Gamones, donde se pueden observar los vestigios costumbristas típicos de la comarca sayaguesa.

Torregamones. Fuente de los Consumos

Fuente los Consumos

Ganadería

Ganadería en la dehesa

Actividad agrícola

Labrando los huertos

De Torregamones a Gamones

3.2 Km. / 45 min.
Los topónimos de ambas poblaciones provienen del gamón (Asphodelus albus) o vara de San José. Ésta es una planta ruderal que suele crecer en ambientes alterados por la mano del hombre como los bordes de los caminos. El gamón tiene tallos largos y aplanados que terminan en grandes flores de color blanco. Sus tubérculos tienen propiedades antiinflamatorias y vulnerarias; y se han usado durante muchos años para tratar las manchas de la piel.

La localidad de Torregamones está constituida por varios barrios que configuran un entramado urbano peculiar, con gran parte de viviendas formando un anillo en torno a la parte central constituida mayoritariamente por huertos y prados cercados con paredes de piedra.

Además de la iglesia parroquial, Torregamones contó en su día con dos ermitas. Una de ellas, la del Templo, de reminiscencias templarias, aún se levanta el ángulo formado por las carreteras de Moralina y Villardiegua de la Ribera. De la segunda, la de San Onofre, únicamente queda un crucero situado en el antiguo emplazamiento de este pequeño santuario.

Siguiendo el trazado del camino se pasa junto a la Fuente de los Consumos, construcción tradicional, antaño usada para abastecer de agua a la población.

El Camino Natural abandona Torregamones, por el paraje del Cerezal, entre los campos de cultivo de la población, cercados desde antiguo por paredes de piedra habilidosamente levantadas y cuidadosamente conservadas. La vegetación en esta zona no es demasiado abundante, sólo encontraremos encinas (Quercus ilex) y pequeños arbustos. Los claros de bosque son visitados por pájaros migratorios como los papamoscas cerrojillos (Ficedula hypoleuca), que se alimentan de pequeños insectos voladores. Además, el color pardo de la tierra es el mejor camuflaje para bisbitas (Anthus trivialis) y totovías (Lullula arbórea), que sólo delatan su posición cuando cantan para marcar su territorio.

Cortina

GR 14 Torregamones – Gamones: Muro de piedra cuidadosamente levantado.

Tras cruzar la carretera ZA-324 que conduce a Miranda do Douro hace su aparición un precioso bosque de encinas, algunas de ellas trasmochadas, acompañado por diversas especies de matorral que, en primavera, le proporcionan un colorido tan variado como diversas son las tonalidades de sus flores. La presencia esporádica de grandes bolos graníticos añade encanto a este agreste paraje.

Encinas trasmochadas

GR 14 Torregamones – Gamones: Bosque de encinas trasmochadas.

Árboles trasmochos, una lección de historia

Una encina trasmochada es un vestigio de lo que fueron los encinares hasta hace cincuenta años: un lugar en el que todos los años, a partir de septiembre, aparecían los leñadores para cortar ramas y preparar leña para las carboneras.

Las encinas se trasmochaban cuando tenían unos 50 años. Se cortaba la guía principal que propiciaba que, junto a la zona de corte, apareciesen una serie de ramas que luego se cortaban cada quince o veinte años.

Esa madera iba destinada, sobre todo, a las carboneras, que se realizaban en el mismo bosque, y de las que se obtenía el carbón vegetal mediante combustión. Este mismo carbón vegetal era luego empleado como fuente de energía. Otra parte de los troncos, con medidas y formas específicas, eran utilizados para ebanistería.

Dejando atrás el monte reaparecen las cortinas cuyas lindes configuran estrechos callejos sombreados por encinas de porte majestuoso. Después de este paso el camino se ensancha. Luego se incorpora a la carretera ZA-V-2210 y entra en la localidad de Gamones, donde termina la etapa.

Callejo entre encinas

GR 14 Torregamones – Gamones: Callejo entre encinas.

Otros senderos

Vinculados a la Senda del Duero y con el fin de poner en valor los más sobresalientes elementos naturales y etnográficos del entorno, tanto el Parque Natural de los Arribes del Duero como el Ayuntamiento de Torregamones han procedido al acondicionamiento de varios senderos de pequeño recorrido (PR).

RUTA DE CHIVITEROS
Esta ruta que se puede realizar en automóvil, parte del entorno de la Cruz de San Onofre, para discurrir durante más de cuatro kilómetros entre tierras de cultivo. El paisaje, no obstante, tiene interés ya que existen pequeñas charcas, afloramientos graníticos de considerable envergadura y pequeñas construcciones tradicionales como chozos de pastores, fuentes tradicionales o paredes de piedra. El último tramo del sendero atraviesa un encinar antes de llegar a los chiviteros, testigos de una cultura pastoril que se va perdiendo. También se puede acceder a los chiviteros desde el tramo Torregamones – Villardiegua de la Ribera de la Senda del Duero.

MOLINO DE LOS LUCÍES
El molino de los Lucíes, situado en un lugar agreste y solitario, entre berrocales, es muestra de cómo la integración entre la naturaleza y la obra humana es posible. Construido con sillarejos de granito alberga en su interior la maquinaria completa que le permite, cuando el caudal de agua es suficiente, realizar la molienda. El sendero para acceder a este molino parte del Camino Natural.

CALZADA MIRANDESA
El sendero denominado Calzada Mirandesa parte de Moral de Sayago y atraviesa Torregamones siguiendo el último tramo de la vía romana que hace casi dos milenios unía Zamora con Miranda do Douro. Desde Torregamones el sendero coincide durante casi cuatro kilómetros con el que conduce a los chiviteros antes de bifurcarse en dirección suroeste. La pendiente del camino en su parte final es considerable pero las extraordinarias panorámicas que ofrece y las vistas de la ciudad de Miranda do Douro en lo alto del cortado bien merecen el esfuerzo. Este sendero concluye junto a la orilla del río Duero.

FUERTE NUEVO
De la Calzada Mirandesa parte el sendero que conduce hasta el Fuerte Nuevo. Situado en el pago de El Recoldo, este fortín se construyo en tiempos de Felipe IV para reforzar la línea defensiva del Duero en una época de relaciones tensas con Portugal. Posee unas inmejorables condiciones naturales para la defensa, ya que salva un desnivel de 150 m. sobre el río Duero. El control visual de su entorno es especialmente amplio, siendo mayor hacia poniente, lugar donde se levanta la villa portuguesa de Miranda do Douro y su fortaleza de época medieval.

Datos de interés

Ayuntamiento de Torregamones: 980 616 118
Casa del Parque Natural Arribes del Duero (Fermoselle): 980 613 384
Oficina Parque Natural Arribes del Duero: 980 618 425
Emergencias: 112

Cartografía

I.G.N. Hoja 0396 – Pereruela

24_MIDE_24_v0

UA-45597019-1