Etapa 36: Masueco – Aldeadávila de la Ribera

Masueco. Vieñedos

Masueco. Viñedos

Paseando entre fincas de cultivo

El paisaje llano y abierto, jalonado de majuelos rodeados de frutales y viñedos, que deja imaginar a ambos lados las grandes hendiduras fluviales de los ríos Uces y Duero en la penillanura, es el protagonista de esta corta etapa en la que el Camino Natural une las poblaciones de Masueco y Aldeadávila de la Ribera.

Masueco. Iglesia de San Nicolás de Bari

San Nicolás de Bari

Corporario. Playa del Rosto

Playa del Rostro

Corporario. Iglesia de San Juan Bautista

San Juan Bautista

De Masueco a Aldeadávila de la Ribera

3,3 Km. / 45 min.
El pueblo de Masueco cuyas raíces se hunden en la prehistoria, como demuestran los restos arqueológicos y el verraco preromano hallados en él, posee un abundante e interesante patrimonio histórico. En el centro del casar sobresale la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari, con su torre del siglo XV a la que se añadió en la segunda mitad del siglo XVI el cuerpo de campanas, obra de Pedro Lanestosa. Su portada, también del siglo XV, presenta decoración de bolas de estilo gótico isabelino, símbolo de la pertenencia al Camino de Santiago. En el interior se conserva un San Nicolás, del antiguo retablo mayor, fechado en 1735 y atribuido a José Javier de Churriguera, quien tomó como modelo el retablo del convento de la Paz de Salamanca. Asociado a la iglesia aparecen los restos del Colegio o Seminario, edificio barroco con un interesante patio. En este centro educativo, además de primeras letras, se impartió latín desde el siglo XVII. Completa el patrimonio la ermita del Santísimo Cristo del Humilladero, con un amplio pórtico previo a la nave principal que se corresponde al estilo gótico tardío.

La Senda del Duero abandona Masueco por la Calzada Vieja, un sendero empedrado que parte del barrio de San Roque. Poco después el empedrado desaparece y la senda se torna en un ancho camino que transita por un terreno llano y despejado, jalonado de almendros (Prunus dulcis), majuelos (Rosa sp.), frutales y viñedos, desde donde se puede adivinar las hendiduras creadas por los cursos fluviales del río Uces y del río Duero.

Masueco. Fincas de labor

GR 14 Masueco – Aldeadávila de la Ribera: Fincas de labor.

Los vinos de La Ribera

El cultivo de la vid se realiza desde muy antiguo en toda la región. El aguardiente arribeño, y concretamente uno de la comarca de La Ribera, formó parte de la base del primer vino de Oporto. Durante décadas, las alquitaras destilaron un aguardiente tan agreste como estas tierras.

Tras la crisis de la filoxera de 1888, que asoló las vides, el sector se renovó con cepas de nuevas variedades. Hoy el viñedo ocupa una gran superficie repartida entre las provincias de Zamora y Salamanca, y el vino producido goza de un merecido prestigio amparado por la Denominación de Origen desde 2007.

La Juan García es la uva autóctona de la comarca. Se combina con la Rufete, entre otras, para obtener un vino tinto de color guinda, con aromas frutales y de gran estructura, cuerpo y paladar prolongado, muy apropiado para la crianza. De la Juan García se obtienen también vinos rosados, de color fresa, igualmente afrutados, de buena estructura y muy equilibrados de acidez y de alcohol. Otras variedades de uva tinta son la Garnacha y la Tempranillo.

El vino blanco se elabora a partir de la uva Malvasía, complementada con la Verdejo y la Albillo. Su caldo es de color amarillo oro nuevo, con potente aroma floral, buena estructura y ligero sabor amargo al final.

En Masueco, antiguamente, los cosecheros de vino hacían un vino especial con alta graduación y sabor a Oporto, llamado barriquita. También producían un licor llamado sirupa, compuesto de mosto antes de su fermentación y una parte de aguardiente de higos pasos, y otro llamado licor de hojas, elaborado a partir de la remaceración de hojas de árboles frutales con vino puro, aguardiente y azúcar.

Después de recorrer un pequeño trecho se alcanza la pedanía de Corporario. De esta población parte una pista asfaltada que se adentra en el arribe y conduce hasta la Playa del Rostro donde los días estivales puede disfrutarse de un baño en un marco incomparable.

El Camino Natural continúa por la carretera SA-314 y entra en la localidad de Aldeadávila de la Ribera, donde termina la etapa. A la entrada del pueblo existe un monumento a los cabreros, una de las señas de identidad de la comarca.

GR 14

GR 14 Masueco – Aldeadávila de la Ribera: Marcas del Sendero GR 14.

Otros senderos

Vinculados a la Senda del Duero y con el fin de poner en valor los más sobresalientes elementos naturales y ecológicos del entorno, el Ayuntamiento de Masueco ha procedido al acondicionamiento de varios senderos de pequeño recorrido (PR).

POZO DE LOS HUMOS
Partiendo del ábside de la Iglesia de San Nicolás de Bari se llega a un mirador sobre la cascada del Pozo de los Humos por un camino que transita por un abrigado valle sembrado de olivos. La inaccesibilidad de los cortados del arribe proporciona refugio a diversas especies de aves, como la cigüeña negra, que establecen allí sus nidos.

Datos de interés

Ayuntamiento de Masueco: 923 505 018
Casa del Parque Natural Arribes del Duero (Sobradillo): 923 522 067
Oficina Parque Natural Arribes del Duero: 923 283 750
Emergencias: 112

Cartografía

I.G.N. Hoja 0422 – Aldeadávila

MIDE_36_v0

UA-45597019-1